Posts Tagged ‘PRI’

Intimidación vía satélite

30 mayo 2012

Neurona espacial

Un candidato del PRI a una diputación federal por el estado de San Luis Potosí, en México, amenazó a varios campesinos para que voten por su partido, ya que, dijo, los estará vigilando vía satélite durante la jornada electoral.

El politiquillo, de nombre Óscar Bautista Villegas, les dijo a los campesinos que compró un satélite para precisamente vigilar el voto de cada uno de ellos.

Por si fuera poco, este marrano electoral condiciona la ayuda oficial a los pobres campesinos, además de que los quiere comprar mediante despensas.

Y para acabarla, los campesinos se la creyeron todita y comentaron que tiene miedo, ya que con “su aparatito” los pudiera vigilar todo el tiempo.

“Malditos políticos de mierda: como siempre, lucrando con la ignorancia de la gente”, dicen que dijo el Director, quien seguía espiando vía satélite a la secretaria que se asolea en la alberca de su casa.

Hoy soy satelital

La que la espían salió de Velsi

En un mundo controlado por el Director… 48

24 mayo 2012

Neurona de hartazgo 

… así serían las marchas contra el corrupto candidato del PRI a la Presidencia de México, Enrique Peña Nieto.

En un mundo controlado por el Director… 47

Ámos todos, a quitarnos la ropa”, dicen que dijo el Director.

Hoy soy anti EPN

Las nenas salieron de Facebook, y según eso protestaban en Chilpancingo, Guerrero (hey, sí)

Si a obligatoriedades vamos…

11 enero 2012

¿Neurona? ¿Alguna por ahí?

Aquí en México un iluminado diputado del PRI propuso que el voto sea obligatorio porque, dijo, así como están las cosas, con el voto voluntario, se debilita la democracia en México, además de que las elecciones, al contar con un abstencionismo cercano al 50 por ciento, resultan más caras voto por voto.

Por otro lado el engendro de representante popular dijo que, también debido al abstencionismo, ¡¡¡surge una irresponsabilidad del ciudadano y que debido a ésta se cuestiona la legitimidad de los elegidos y es un motivo para la inestabilidad en el país!!!

Antes de que se legisle el voto obligatorio, ésta esquina virtual propone otras obligatoriedades que, a nuestros ojos, son más importantes y solucionaría el abstencionismo que los ingratos electores aplican cada tres años o seis.

(Entre paréntesis: ¿sabía usted que por cada credencial de elector emitida una cantidad de dinero va a parar a las arcas de los partidos políticos? ¿Por qué cree usted que hay tanta campaña para empadronarse? ¿Por qué cree que los diputados legislaron para que los bancos y otras instituciones no acepten credenciales viejas u otro medio de identificación? ¿Por qué cree quieren hacer obligatorio el voto? Por dinero, señores; dinero para los partidos y los políticos. Se cierra el paréntesis).

Que sea obligatorio que…

  • los diputados tengan un estricto horario de entrada y de salida y cumplir al menos ocho horas de trabajo
  • los diputados trabajen el año completo con un día a la semana de descanso y sus respectivos ocho días de vacaciones por año, subiendo dos por año para terminar en diez días al terminar su trienio
  • sean transparentes en los recursos
  • sean austeros
  • paguen las comidas, los celulares, los viajes, la gasolina y demás de sus bolsillos
  • cumplan los tres años en su cargo (no renuncien antes de finalizar su cargo para buscar otro puesto en elecciones)
  • los diputados no roben
  • no sean corruptos
  • no sean transas
  • los diputados trabajen

“Primero que se pregunte el por qué del abstencionismo, y segundo: si hacen obligatorias todas las propuestas de arriba, la gente solita va y vota, vas a ver si no; pendejo. ¿O qué?, ¿nos van a obligar a legitimarlos? Malditas rémoras”, dicen que dijo el obligado Director, quien, por cierto, no tiene credencial nueva y no la piensa sacar.

Hoy soy abstencionista

La que les dice que se metan el dedo es de Voyeour Web

Complot en La Laguna

23 agosto 2011

Neurona maquiavélica

Todo mundo está enterado de la balacera en el estadio TSM en Torreón. Según versiones oficiales los atacantes iban por un jefe de la policía.

Pero hoy el Director escuchó un comentario que haría las delicias de los conspiracionistas: sucede que el anterior gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, dejó al estado más endeudado que un junior pobre con ocho tarjetas de crédito saturadas. Esto pasó la semana pasada. Cuando el escándalo estaba en su máximo, ocurre la balacera del TSM, por lo que especulan que el propio ex gobernador, actual presidente nacional del PRI, fue quien mandó a los sicarios justo cuando estaban las transmisiones por TV en vivo. Traducción: una cortina de humo gigante.

Una pregunta: ¿y ahora quién se acuerda de la deuda de Moreira?

“De miedo, ¿no?”, dicen que dijo el cizañozo Director.

Hoy soy complot

La de la pistola es de ClubMicah

Ya no vemos a los políticos

4 julio 2011

Neurona harta

Ayer dormingo se celebraron elecciones es cuatro entidades de México y los políticos (no nos interesa de cuál partido político, la verdad) se proclamaron ganadores con amplios márgenes sobre sus adversarios. Así, un partido en un estado ganó con una ventaja de más de 40 por ciento sobre su adversario más cercano. Igual en los otros. Todos los políticos muy contentos, los que ganaron. Los perdedores, pues también, porque les queda el hueso (cargo público con megasalarios a costa nuestra).

Pero lo que no saben o no quieren saber (o lo más grave, no quieren que se sepa) es que en las cuatro entidades el porcentaje de votantes fue muy inferior a la mitad del padrón electoral.

Traducción: ya no los quieren.

Traducción con peras y manzanas: supongamos que un estado cuenta con 100 habitantes, de los cuales poco menos del 30 por ciento cuenta con credencial para votar, ya que los menores a 18 años no están en el padrón, así como los que no tienen credencial por diversos motivos, que son muchísimos. De ese 30 por ciento, votó menos de la mitad, o sea que votaron unas 13 personas. De esas 13 personas, solo unas 7 u 8 votaron por el partido ganador. De modo que en una entidad de 100 habitantes, solo ocho personas quieren a los políticos que los están gobernando. Las otras 92 personas literalmente los mandaron a la chingada.

“Ven las cifras y nomás no entienden estos hijos de su reputísima bomba madre tan lacras. Cada vez somos más lo que no vemos a los políticos; no nos interesan”, dicen que dijo el Director.

Hoy no los veo

La que tampoco los ve es de Inferot. A propósito, las tetas de esta secretarias están muy ricas.

Las prioridades de los políticos

9 febrero 2011

Neurona miserable

Primero algo de contexto: en el occidente de México se localiza uno de los ríos más contaminados del país: el Santiago. Justo a un costado de su cauce se encuentra la población de El Salto, que a su vez es el municipio más contaminado de Jalisco y donde son famosos los casos de cáncer en un gran porcentaje de vecinos. Aquí urge el saneamiento de la zona.

Pues los regidores de dicho Ayuntamiento rechazaron una iniciativa para establecer una red de monitoreo ambiental (dos millones de pesos) para llevar un registro de las emanaciones de ácido sulfúrico del santiago (sí, desde el mismísimo río), así como del gas metano que expide un basurero de la zona (en efecto: también padecen la contaminación y los olores de un megabasurero).

¿Y saben qué aprobaron los regidores en lugar de la red de monitoreo de dos millones de pesos?

En lugar de eso, en la misma sesión, los regidores (del PRI, por si le interesa) se asignaron, por aprobación unánime (agenciaron, robaron, obtuvieron, tomaron, sustrajeron), 500 mil pesos “como gastos de representación” ¡¡¡por su trabajo del año pasado!!!

Pues, así cómo chingados

Entiendan: ya no los quieren

“Pero qué pinches miserables salieron estos cabrones. Lo que son las prioridades de los políticos”, dicen que dijo el harto Director.

Hoy soy bipolar, mañana no

La que se baña pero con agua limpia y también está harta de los políticos es de Inferot

Gobernantes inútiles (Aristóteles Sandoval)

13 septiembre 2010

¿Neurona?

Creemos que no hay peor ofensa que la palabra “inútil”. Es un insulto directo; no hay de otra, cuando alguien te dice “inútil” es que tu existencia en este planeta está de sobra. No sirves para este mundo, eres un desecho, peor que la mierda, porque al menos la mierda, en algunos casos, sirve de abono. Pues bien, los políticos, todos, son unos verdaderos inútiles.

¿A qué viene todo esto? Sucede que en Guadalajara tenemos un alcalde que, desde que tomó posesión, no ha hecho nada, literalmente, ni siquiera despeinarse (y es famoso por su peinado). Se llama Aristóteles Sandoval, de extracción priista, pero para efectos prácticos (y de estilo en este espacio) le llamaremos Aristónteles.

Por mencionar un par de situaciones, las calles están de la fregada, lo baches nacen y se multiplican como cucarachas en un basurero. Es notorio el deterioro de la ciudad. Pero lo peor es la descomposición social que se ha venido agravado desde que Aristónteles tomó posesión: la delincuencia se ha desbordado. Antes rara vez escuchabas que algún conocido o familiar era víctima de la delincuencia. Hoy es cosa de todos los días… y al mayoreo.

Va un ejemplo: el viernes pasado asaltaron a un tío del alter ego del Director; a punta de pistola le quitaron su camioneta. Ayer domingo al hermano del Director le robaron piezas de motor se su camioneta. Por la noche a otro familiar lo asaltaron (cabe destacar que hace menos de un mes le robaron su coche). Hoy por la mañana vaciaron la tienda de celulares de un amigo del Director. Lo preocupante de esto es que todos estos casos sucedieron a menos de cinco cuadras a la redonda, una zona de la ciudad que se caracterizaba por su tranquilidad.

¿Y dónde está el alcalde Aristónteles? De viaje. El tipo se fue a Atlanta a ver si podía traerse un sistema de tren magnético para instalarlo en la ciudad, cuando los expertos indican que este sistema, además de carísimo, sólo se recomienda para largas distancias.

Por eso y por todo lo demás:

“Aristóteles es un inútil”, dicen que lo insultó el Director.

Hoy soy bipolar, mañana no

La secretaria que echa la flojera no es política, se lo merece por tanta chamba, y es de Yimmy Yayo