Archive for the ‘Trabajo’ Category

Crisis del papel periódico

14 septiembre 2015

periódico

Neurona olvidada

Como algunos ya lo saben, el alter ego de nuestro querido Director renunció al periódico ya hace casi tres años, pero extrañó tanto el periodismo que en menos de seis meses ya estaba dando clases sobre este oficio.

Justo hace tres semanas inició el nuevo ciclo escolar y se les preguntó a los alumnos que quién leía periódicos impresos. ¿La respuesta? Ni uno, nadie, zero, none… Lo curioso del asunto es que tampoco ingresan a páginas de medios. Así de brutal el golpe al periodismo.

¿Y cómo se informan? Pues mediante redes sociales en sus celulares. Leen lo que les llega, así se simple y masticado. he allí la importancia de un buen community manager.  Esos millennials.

¿Estarán informados los directivos y dueños de medios sobre los que está sucediendo? Porque, según sabemos, en los medios locales se le sigue apostando al impreso.

Lo que sí es un hecho es que nuestro querido Director sigue enamorado del impreso, eso sí, además todo el día revisa medios digitales… masticados por un community manager, porque, lo admite, casi no entra a los sitios web de los medios.

“Pásame el periódico, nena”, dicen que le dijo el Director a la que ilustra esta entrada.

Hoy soy bipolar, mañana no

La nena que lee salió de Sexyandfunny

Un año y cuatro meses después…

7 septiembre 2015

- -kn -l.-nj

Neurona incumplida

Desde abril de 2014 en este blog solo se han acumulado telarañas. Nuestro querido Director ha andado muy ocupado. Sabemos que prometió publicar cada semana en al menos uno de sus tres blogs, pero nada ha pasado.

Platicamos con él y, ahora sí, no promete nada, pero, tal vez, pudiera publicar más.

Para empezar, en el blog donde expone trabajos de sus alumnos ya hay algunas nuevas entradas más las que se acumulen. Échenle un ojo.

Mientras, nuestro antes famoso Director sigue haciendo lo de siempre: ser papá, trabajar, dar clases, ver más blog, echándose un caballito de tequila o unas cervezas, viajando y, por supuesto, viendo porno de vez en diario.

“El porno es indispensable en la vida”, dicen que dijo el Director.

Hoy soy bipolar, mañana no

La nena salió de Met-Art

 

Nueva vida

23 mayo 2014
photodrommNeurona ocupada

No hay pretextos, pero sí razones: este blog ha estado abandonado por su Director desde hace eones, pero todo se resume a una situación: el Director ya no es el mismo que cuando asistía sin falta casi todos los días a esta lujosa y lujuriosa oficina. Todo cambió, para bien.

Primero nació su bebé, luego renunció al periódico donde trabajaba, después se puso a dar clases de periodismo… y por si fuera poco puso una pizzería…es decir que la agenda del Director está más saturada que una playa en Semana Santa.

Pero por otro lado nos confesó que su afición a los blogs no ha muerto, incluso lee varios por semana. Esa misma afición lo llevó a crear un blog más, uno sobre el taller de periodismo que está impartiendo: Taller de Periodismo Sogem, el cual se suma a este espació y al de Ingeniería Extraordinaria (que también está arrumbado).

Nuestro querido jefe nos hizo una promesa: va a actualizar los blogs al menos una vez por semana, uno a la vez, por lo que los contenidos se actualizarán cada tres semanas en cada blog, aunque quisiera que fueran más. Incluso nos puede dar la sorpresa de que esto sea más seguido.

“Ya llegué, nenas. Apapáchenme”, dicen que dijo el versátil Director

Hoy he vuelto

La nena salió de Photodromm

Como el Ave Fénix

7 octubre 2013
Simon Bolz, www.simonbolz.comNeurona viva

Hoy, después de varios meses, este blog renace de sus cenizas. Es cierto que el haber dejado el periodismo, junto con el nacimiento de la bebé del Director, influyeron para que se abandonara este espacio por tanto tiempo, pero hoy estamos de regreso. Y nadie estaba más ansioso por este retorno que el honorable cuerpo secretarial de esta esquina.

¿Y de qué nos perdimos? Pues de muchísimas cosas: cientos de noticias y escándalos en el país (nada nuevo), pero también situaciones personales de nuestro querido jefe y su lujosa y lujuriosa oficina: para empezar, el aniversario de la Dirección de Asuntos Bipolares (en julio) y el cumpleaños del Director (en agosto). Pero también anunciarles que el Director ya dio otro paso en su vida profesional: desde agosto pasado es maestro de periodismo.

Así que, reiniciamos.

“A trabajar, niñas, que las entradas de esta esquina están cayendo más rápido que la popularidad de un diputado”, dicen que dijo el enjundioso Director.

Hoy soy bipolar, mañana no

La que también renace salió de Simon Bolz

Mi teoría del nuevo periodismo

26 mayo 2013
alison-angel-reading-newspaper-nakedNeurona verdadera

Habla el Director:

Sé que muchos colegas y ex colegas se van a molestar, e incluso me van a tildar de pretencioso por lo que voy a plantear sobre cómo es el periodismo y cómo debería ser. ¿Y con qué autoridad? Soy periodista, pero además he sido un crítico lector de periódicos toda la vida, y que estoy cansado de ver publicadas notas que distan mucho de lo que el verdadero periodismo debería ser. Además, es la pura verdad:

Para empezar, y muy importante: no publicar por publicar. Me explico: existen notas que verdaderamente son una cochinada, una porquería, un asco, una vergüenza para el periodismo. Son notas que el reportero cubre sin contrastar, sin investigación. Estas notas deberían ir directo a la basura… o mejor aún: no debería desperdiciarse el tiempo y los recursos en estas situaciones. Como periodista me tocó ver la publicación de varios de estos vergonzosos bodrios. Y como lector sigo encontrándome con notas en distintos medios, ya sea prensa escrita, internet, radio o TV. “Bajar de peso y hacer ejercicio disminuye el riesgo de problemas cardiacos”, decía el título de una nota en internet. ¿Cuál es la noticia? Eso lo sabemos hasta el cansancio. Lo que intuyo es que el editor o el reportero publicaron un boletín de prensa de la Secretaría de Salud. Una anécdota: cuentan que en la Redacción de un (antes) prestigioso diario de Guadalajara no tenían una nota principal para el siguiente día (vamos, no había una “de ocho”, en el argot del medio). Entonces uno de los editores sacó del bote de la basura un fax de un boletín de prensa que había tirado por la tarde, lo desarrugó y dijo: “Señores, ya tengo la de ocho”.

Segundo, pero no menos importante: evitar publicar las ruedas de prensa. Es más: en las Redacciones de cada medio deberían de tener un cartel gigantesco en el que se lea: “Queda estrictamente prohibido publicar ruedas de prensa, so pena de castigo ejemplar debido al detrimento del periodismo”. Como reportero siempre me negué a cubrir este tipo de situaciones; como editor, siempre me negué a publicarlas (y pregúntenle a quien quiera que haya sido mi compañero en el periodismo).

Para los fotógrafos y sus editores: a ningún lector nos interesa la foto de una persona, de un monigote, de un “cachetón”, como decía un ex compañero, créanos. No nos interesa ver la cara de un subsecretario saludando a otro subsecretario en la inauguración de una obra. Mejor publiquen la foto de la obra. Tan sencillo como eso y evitan darle importancia a un político que, precisamente, eso es lo que busca: reflectores. He encontrado ediciones de periódicos en que la foto de portada es un político, y en interiores sale otra docena de veces. Incluso es muy común ver publicadas fotografías de ruedas de prensa. Terrible, y es un repelente infalible para los lectores. ¿Cuándo publicar “cachetones”? Cuando el político está inmiscuido en un escándalo; o captado infraganti en una situación incómoda, o cuando de verdad sea noticia su imagen. Para ver “cachetones” y, claro, cachetonas y escotes con gusto, está la sección de Sociales.

En cuanto a las entrevistas: en radio es muy común que los presentadores de programas de noticias tengan programadas al menos un par de entrevistas con algunos políticos o figuras que en ese momento son noticia por alguna situación (aunque en ocasiones, por llenar el espacio, se llama a quien esté disponible, y siempre termina siendo un comercial del político y lo más seguro es que el radioescucha se aburra y le cambie de estación). Lo grave del asunto es que siempre (se los aseguro: siempre) son entrevistas muy simplonas o a modo y que casi nunca incomodan al entrevistado, esto debido al miedo del periodista de perder el contacto o la fuente, o simplemente por quedar bien con los intereses del político o del medio donde se trabaja. A ver señores periodistas: si la nota del día es el escándalo comprobado de corrupción de un político, pregúntenle por qué es tan corrupto o dónde guarda los millones, o quién le facilita esa corrupción, o quién más está inmiscuido en dicho cochinero, o si el gobernador está enterado, o si el propio gobernador es el socio mayoritario de Corrupción Institucional SA de CV. Pero no; por desgracia las entrevistas son así: “Señor secretario: qué opina de las críticas que ha recibido recientemente”, “Pues mira, desgraciadamente existen factores y situaciones que no a todo mundo agrada y que debido a circunstancias que son ajenas a mi persona implican un desentendimiento de los involucrados principales pero que repercuten en las decisiones que uno como figura púbica está expuesto y obligado a tomar… bla, bla, bla”.

Incluir a la sociedad. En la mayoría de las notas publicadas pocas veces se da voz a la sociedad, incluso cuando la información en sí involucra o afecta a los civiles. Como ejemplo, el reportero acude a una rueda de prensa donde se anuncia la construcción de una obra vial; éste regresa a la Redacción y escribe la nota sin siquiera tomarse la molestia de consultar con los primeros afectados: los vecinos y los automovilistas. Y esto, por desgracia, es de lo más común entre los periodistas.

Y por último, ser periodista no es ser vocero de los políticos; ellos ya tienen a los suyos. En el argot del periodismo a esto se le llama “declaracionitis”. El trabajo del periodista es criticar, contrastar, investigar e informar a la sociedad, no solo a los políticos, ya que, desgraciadamente, a algunos periodistas (principalmente los directivos y alguno que otro reportero o editor) solo les importa quedar bien con las autoridades.

Tal vez estas consideraciones no sean nuevas, y que incluso no haya descubierto el hilo negro, pero parece que los periodistas de hoy no aceptan estas obviedades y solo se rigen por trabajar por trabajar, sin gusto por la investigación, por llenar la cuota de notas que sus ciegos jefes les piden.

¿Es verdad o me equivoco?

… dicen que dijo el Director.

Hoy hay nuevo periodismo

La que lee el periódico es Alison Angel

Adiós, periodismo

14 diciembre 2012
guapa the classyNeurona libre

Hoy, tras cinco años y medio, nuestro Director deja el periodismo. Son muchos los motivos por lo que tomó esta drástica decisión, aunque el más importante es el nacimiento de su bebé: quiere dedicarle más tiempo a su nueva familia, aunque también a él mismo: ser periodista es muy absorbente (un chiste del medio: “Esto es un asalto: el dinero o la vida”, le grita un hombre armado a otro. La víctima responde con una carcajada a lo que el hampón le pregunta: “¿Por qué tanta risa?”, “Es que soy periodista: ni dinero, ni vida”).

Nuestro jefe, con todo y la nostalgia por el periodismo y las amistades que deja en la Redacción, se siente una persona nueva, libre, y se va con nuevos proyectos que espera pronto se concreten.

Aunque hoy dice que no regresará al periodismo, sabemos que siempre tendrá algo de reportero y editor en la sangre y que siempre será un duro crítico de los problemas que aquejan a nuestra sociedad, mismos que atacará desde esta trinchera, la Dirección de Asuntos Bipolares, claro, con su respectiva dosis de erotismo.

El Director no dijo nada; nosotros le decimos ¡Salud!

Hoy y siempre periodista

La que también se siente libre es de The Classy Issue

La cara de impotencia de la fotógrafa Mariana

25 octubre 2012
Neurona ojete

Mariana es una compañera del alter ego del Director en la Redacción del medio donde trabaja. Es una fotógrafa sonriente y servicial y que, como todos los de su especie, adoran su trabajo: viven de y a través de las imágenes.

A Mariana se le borró su sonrisa: el fin de semana pasado se metieron a robar a su casa. La vaciaron: cámaras fotográficas, computadora y discos duros, todas sus fotos, su vida en imágenes, todo. No se llevaron la tele porque, al parecer, ya era suficiente o ya no pudieron con ella. Un compañero hizo cuentas de la cantidad de dinero invertido en equipo más las cámaras, lentes y telefotos que le proporciona el periódico y concluyó que fueron más de 200 mil pesos, “Como 220 mil pesos”, dijo. Ahora está la incertidumbre de si el periódico le va a cobrar el equipo o el deducible del mismo, aunque no saben si éste estaba asegurado. Lo peor: nunca volverá a ver algunas de sus fotos.

Hoy la imagen que el Director tiene de ella es esta: sentada en su escritorio, con la mirada al piso durante varios minutos, mientras sonríe ante las muestras de apoyo de sus compañeros, de esas sonrisas de las que están a punto de brotarle lágrimas.

El Director recuerda que en una ocasión un izquierdozo (¿hipster?) le comentó que le abrieron su coche en la madrugada y le robaron el estéreo y unos discos, además de que le quebraron el cristal. El daño fue de unos 5 mil pesos. “Es el impuesto que los pobres se cobran”, dijo, sonriente. Que le diga lo mismo a Mariana a ver si sonríe.

El Director no dijo nada.

 Hoy soy bipolar, mañana no

La fotógrafa salió de Vi Sualize Us