Lógica ecocida de los políticos

randomnudeNeurona depredadora

Imagine que usted es el afortunado propietario de una hermosa casa en cuyo interior existe un bello jardín en el que, además de flores y plantas de ornato, posee una gran cantidad de yerbas finas y pequeños frutos para cocinar, mismos que lo han hecho famoso entre sus amistades por los platillos que les prepara durante sus fiestas y reuniones. Tanto éxito ha tenido que ya hasta le pagan por visitarlo.

El jardín, como ya dijimos, es muy acogedor (sin albur), pero tiene el pequeño inconveniente de que solo cabe una docena de amistades debido a la gran cantidad de plantas que posee, y si usted piensa invitar a más, estos tienen que quedarse en la sala o en otro lugar de la casa, cosa que no tiene mayor problema para los invitados. Pero el propietario no lo ve así.

¿Cuál es su solución? Por estúpido que parezca, ¡¡¡al anfitrión se le ocurrió que debería de podar el jardín para que todos quepan en él, colocando bancas de material y más sillas y sillones de lujo, así como un nuevo asador y un espacio amplio de adoquín para jugar lo que se quiera!!!

¿Resultado? El jardín pierde su encanto y la gente deja de ir debido a que muchas de las plantas que usaba para cocinar desaparecieron, además de que y no se ve bonito.

Pues este caso es de la vida real y, lo peor, es a mayor escala: no estamos hablando de un jardín, sino de un hermoso valle enclavado en la península de Baja California: el Valle de Guadalupe, lugar con la mayor producción vitivinícola del país; lugar de donde salen algunos de los mejores vinos de México y, quizás, del mundo (ya han ganado vaios premios).

El asunto es que el imbécil del alcalde de Ensenada (donde se localiza el Valle de Guadalupe), en complicidad con el cabildo y algunos empresarios depredadores, modificó el uso de suelo del valle para quitarle la etiqueta de “uso agrícola” a “uso habitacional”, por lo que están en riesgo más de la mitad de las hectáreas para la producción vinícola. Según se cuenta, ya está aprobado un enorme complejo habitacional de lujo, así como hoteles de cinco estrellas, un campo de golf y un gigantesco centro comercial.

La estupidez no está consumada (aún), ya que distintos sectores se han pronunciado en contra, como la propia industria vinícola asentada ahí, además de pobladores y ambientalistas locales e internacionales.

Por cierto: esta modificación al uso de suelo se dio a oscuras; es decir: a altas horas de la noche y sin la presencia de la prensa o los ciudadanos afectados.

“Si la vida te da limones, no hagas pendejadas”, dicen que le mandó decir el Director al estúpido alcalde y sus secuaces.

Hoy son pendejos

La del vino salió de Randomnude

Etiquetas: , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: