Historia de un despojo

Neurona robada

Un estadunidense tuvo el sueño de crear un complejo turístico en Baja California Sur (BCS). Invirtió todos sus ahorros en la compra de los terrenos y se fue a vivir al lugar en un camper. Se asoció a otro hombre, también estadunidense, quien lo despojó de sus terrenos con la complicidad de jueces, autoridades y de hasta el ex gobernador de BCS.

Pero la historia apenas comienza: poco después, el inversionista fue secuestrado y llevado en un avión desde Hermosillo, Sonora, hasta BCS. Allí lo detienen por el supuesto delito de fraude por 100 mil dólares. El juez le dicta auto de formal prisión ¡¡¡y le fija una fianza de 777 millones de pesos!!!

El cuate sigue preso, le fracturaron la mandíbula, no recibió atención médica, le sembraron droga… aquí el resto de este drama.

“De no creerse”, dicen que dijo el Director, y que las dos secretarias que ilustran esta entrada no es que las hayan despojado de sus ropitas, más bien se despojaron de sus ropitas para hacer otras cositas.

Hoy soy bipolar, mañana no

Las que les despojaron la ropa son de Yay Hooray

Etiquetas: , , ,

2 comentarios to “Historia de un despojo”

  1. Jo Says:

    en esta direccion volveran a ver…(me) cuando me toque despojarme de mis ropas
    😛

  2. la MaLquEridA Says:

    Esto si que es un drama y no bobadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: