La terquedad de un gobernante

Neurona cerrada

En entradas anteriores criticamos lo atrasado que se encuentra Guadalajara con respecto a otras ciudades del país, ya no digamos del mundo, debido a la incapacidad de los empresarios locales. Pero también la culpa la tienen los gobernantes que por estas tierras han pasado (aunque no nos hagamos pendejos, la culpa la tenemos nosotros como sociedad).

Pues uno de esos gobernadores es Emilio González Márquez, quien se ha empeñado en destrozar, literalmente, el estado con obras faraónicas que sólo sirven parta inundar sus bolsillos de dinero. Cabe resaltar que muchos de sus proyectos se han cancelado o retrasado, esto debido a la creciente animadversión de la ciudadanía hacia ellos (y no nos referimos a los políticos, bueno, sí). Además, Emilio se empeña en no escuchar a la sociedad.

Uno de estos proyectos emilísticos, el más reciente, es convertir el derecho de vía del ferrocarril, que atraviesa la ciudad, en un viaducto de cuota (más obras para ricos) denominado Vía Express. Además de que ya existían planes para convertir dicho espacio en un parque lineal, los viaductos, está demostrado, acarrean más problemas de los que pudieran solucionar, esto sin mencionar el terrible daño que sufrirá la zona: ecológico, detrimento al valor de la tierra, vandalismo, delincuencia, suciedad. ¿Quién quiere un puente vehicular frente a su casa?

Los viaductos han fracasado en distintas latitudes; incluso algunos ya están siendo removidos y en su lugar se construyeron parques, precisamente lineales (proyecto original en Guadalajara), como en la ciudad de Boston, Nueva York o Seúl. Según los expertos en movilidad urbana, esta obra es una solución de 1950 a un problema del siglo XXI.

“¿Por qué no mejor utilizar la vía ya existente para un sistema de transporte tipo tren ligero y a los lados un parque lineal y una ciclovía?”, dicen que propuso el Director, quien ya se imagina a sus secretarias montadas en su bici.

Hoy soy bipolar, mañana no

Las que ya se pasean en bici son de FunnyErotica

Etiquetas: , , , ,

3 comentarios to “La terquedad de un gobernante”

  1. jolie Says:

    Propongo a el director como nuevo secretario de obras…
    ¿quién vota?

  2. la MaLquEridA Says:

    ¡YOOOOOO!!!!

  3. Malditos antiárboles « El regreso del Director Says:

    […] El regreso del Director … y sus secretarias « La terquedad de un gobernante […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: