“A mí me trajo la ambulancia”

Neurona relajada

Después de que el Director estuvo prácticamente incomunicado por más de 12 horas por Alex (explicación a lo de “incomunicado”: no había internet), nos platica una experiencia que tuvo en el lobby de un hotel:

Cuenta que la noche anterior, cuando todo Monterrey era un verdadero caos por la tormenta tropical Alex, el Director, a falta de lugares abiertos, se fue al bar del hotel donde estaba hospedado. Allí, un fulano, su esposa y una hija de no más de tres años, le platicaron su experiencia con Alex. Al principio el Director pensó que eran turistas o que estaban de negocios o de trabajo en Monterrey:

Nombre, a mí me trajo la ambulancia”. Fue la respuesta del padre de familia a nuestro Director. Sucede que el tipo vive en una de las zonas más afectadas de Monterrey por el paso del meteoro. Contó que la tarde de ayer jueves estaba en su casa y que la lluvia comenzó a inundar parte de la calle, por lo que decidió llevar sus dos vehículos a un “lugar seguro”, tres cuadras arriba. Una vez realizada esta tarea, regresó a su casa a dormir un rato. Su esposa lo despertó cuando un espejo de agua ya inundaba la sala. Cabe destacar que Protección Civil ya había advertido a los lugareños de desalojar la zona. En chinga, literalmente, subió al segundo piso todo lo que pudo y salió de su casa. Cruzó un afluente (la verdad, muy peligroso) para llegar a una casa de un vecino que los acogió (sin albur). Este fulano, una vez que su familia estaba “segura”, fue a revisar sus dos coches: cuando llegó, lógico, ninguno estaba donde los había dejado. Dos cuadras abajo encontró la camioneta de su mujer… incrustada en la cochera de “sepa de quién chingados”. Del otro coche: “sepa dónde chingados quedó”.

Regresó a donde su familia. Ya lo esperaba Protección Civil con la recomendación de desalojar la zona. Se subieron a una ambulancia, la misma que los llevaría a un albergue que instaló el Gobierno de Nuevo león.

“Cuál pinche albergue, a mí llévame a un hotel”, dicen que le dijo el simpático fulano damnificado al conductor de la ambulancia, el mismo que le platicó al Director su experiencia con Alex, chelas de por medio.

Hoy soy Alex

La nena con paraguas es de lossiantiik. A propósito, el Director sigue en Monterrey, pero que ya regresa a su oficina, para beneplácito de las secretarias, quienes lo extrañaron.

Etiquetas: ,

Una respuesta to ““A mí me trajo la ambulancia””

  1. jolie Says:

    creo que yo estaba con el alma… que se me desMORONaba…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: