Enchúlame la pistola

Neurona fantoche

Imagine la escena: usted es propietario de una joyería que además tiene taller para fabricar lo que le pidan. Por esta misma situación, un día se le aparecen dos fulanos malencarados con una pistola… pero no se preocupe, su intención no es asaltarlo. Lo que en verdad buscan estos tipejos es que usted, como joyero, decore su fusca con un baño de oro, le ponga diamantes, grabe su nombre en un costado y que en la cacha diga “Versace”. ¿Acepta el trabajo?

Esto es parte de un reportaje denominado Oro o plomo, dónde se da cuenta de que los narcos son clientes obligados para los joyeros.

“A que pinche narcos tan nacos… Versace en la cacha (carcajadas); puro pinche bling-blig”, dicen que dijo el Director mientras tomaba su agenda de plata, veía la hora en un reloj de oro rosa, y escribía con una Mont Blanc verde marihuana un autógrafo en una teta de una secrenalga, eso sin contar con las 17 cadenas de oro que le cuelgan al cuello y sus botas de piel de pitón (de hormiga), ah, y su diente forrado de platino.

Hoy soy naco

A la que ya le enchaparon la pistola y no es machín es de Nickscipio 

Etiquetas: , ,

2 comentarios to “Enchúlame la pistola”

  1. Jolie Says:

    yo digo que los autos de la corporación bipolar deberia de haber camionetotas durango…
    ah y polarizadas 😛

    me pasa mis gafas??

  2. la MaLquEridA Says:

    Los joyeros saben que si no hacen los que dicen los narcos… caput!, y prefieren conservar la cabeza sobre sus hombros. ¨Cooperas o cuello¨.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: