Archive for 24 febrero 2008

Y la Oscar es…

24 febrero 2008

Ver estrellitas

En la noche del Oscar, en Hollywood, uno ve películas, estatuillas, nominaciones, caras triunfadoras y muchas más (cuatro a una) de desilusión, de frustración y envidia por ese brillante objeto de deseo que se llama Oscar.

Pero también en esa noche lo que más se ve son estrellitas en la alfombra roja. Y esas estrellitas llevan consigo más estrellitas, y me refiero a los miles y hasta cientos de miles de dólares en joyería: el bling bling.

Comenzó como una moda entre los raperos y hiphoperos, pero pronto se expandió como teta de modelo (antes flaca). Ahora, el bling… se apodera y masacra el buen gusto, y lo único que hace (o trata) es de desviar la atención de sus patéticas vidas.

Son los mismos que compran autos enormes (coche grande, pito chico) y decoran sus carros con todo tipo de aditamentos (perdida de tiempo y dinero), para decir “no me mires, mira lo que tengo”.

De plano que mejor se echen un baño de oro, como la Oscar de la imagen. Se los aseguro, robarían toda la atención, toda, en la más famosa algfombra roja.

Hoy soy bipolar, mañana no.
La imagen es de crazyfetishworld.com y de verdad que no me encontré nada más ridículo.

Busca y encuentra

21 febrero 2008

Nomás por joder

¿Cuál de estas orientales llegó sin sus calzoncitos a la escuela?

¿Salió con ellos desde su casita? Y si fue así, ¿dónde los perdió?

¿Se los regalo a alguien? ¿Se los robaron?

¿Los tiene el novio? o mejor… ¿Una amiguita?

¿Tiene usted la respuesta? ¿o los tiene usted, pillín?

Ayude a encontrarlos. Escríba su respuesta en los comentarios de esta nota.
Hoy soy bipolar, mañana no.
La imagen es de sexotericblog

Una mecha de cinco

19 febrero 2008

Seguir al placebo

Un estudio demostró que los seres humanos se comportan como ovejas en rebaño. A donde se dirigen unos cuantos, la mayoría los sigue; incluso habiendo otras rutas o maneras más sencillas de hacer las cosas. Así, una minoría, cinco por ciento, puede definir el rumbo de una masa.
¿Ejemplo? En un estadio, a un par de idiotas no les pareció la playera (otro equipo) que otros tres imbéciles portaban… Esos cinco inician una pelea que los siguen, al menos, otros 95 babosos. Una turba exponencial hasta abarcar la totalidad de asistentes al inmueble, que dependiendo el tamaño, llegaría hasta los 30 mil individuos enloquecidos; y todo por una mecha de 5 por ciento.

Sí, son cinco, son de Picasso y están desnudas. Síganlas.
Hoy soy bipolar, mañana no.